Publicado el

Cumpliendo nuestros propósitos

A principios del mes publiqué un post sobre los propósitos de año nuevo y me comentaron que existía el reto de los 30 días. He investigado un poco y también está el de los 21 días.

Yo os propongo intentar el de los 21 días ya que es algo más breve. Este reto consiste en ponernos un objetivo que mantengamos durante ese tiempo (21 días) y que, pasado ese momento decidamos si continuamos con él otros 21 días o si lo dejamos. En la mayoría de los casos si lo hemos mantenido continuamos con él.

Esto se debe a que ese tiempo es el que, desde la neurociencia, consideran necesario para que se cree un nuevo hábito y nuestras conexiones neuronales se modifiquen. Sin embargo, como cada persona es diferente, hay quienes en ese tiempo no han terminado de consolidar esa nueva conexión neuronal y no mantienen la nueva conducta.

En cualquier caso, creo que es una buena forma para que consigamos cumplir con nuestros propósitos de año nuevo, y para ayudarnos un poco más pienso que puede sernos muy útil escribir en un cuaderno o en nuestra agenda los logros o pequeños éxitos que vayamos consiguiendo día a día.

De esta forma nos demostramos a nosotros mismos que somos capaces, y al hacerlo nos sentimos más satisfechos con lo que estamos haciendo y más comprometidos con nuestro objetivo. Por eso, a todos aquellos que quieran cumplir con algún objetivo durante este nuevo año os propongo que lo intentéis. Yo por mi parte quiero leer más, así que mi reto será leer un poco cada día. Si queréis podéis compartir vuestros retos conmigo a través de la página o de mi Facebook. Mucho ánimo con vuestros retos y disfrutad de vuestros logros diarios.

Publicado el

Descuento especial

Esta semana el post que publico es para informaros de que a lo largo de este mes y durante todo el mes de febrero haré un 27% de descuento en las consultas.

Creo que es un momento en el que económicamente nos vemos peor tras los gastos habituales de las navidades y por ello me gustaría facilitarlo ofreciendo este descuento.

Aquellos interesados en concertar una cita conmigo o que quieran informarse sobre la oferta pueden ponerse en contacto conmigo a través del e-mail info@psicologiasmr.es, del teléfono 684 314 753 o través del formulario de la web aquí.

Publicado el

Niños hiperactivos

Respondiendo a una petición hoy quiero hablaros del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Hoy en día se oye mucho hablar sobre el y creo que en primer lugar hay que saber que los síntomas de este trastorno son la inatención, la hiperactividad y la impulsividad. Estos síntomas son visibles tanto en las aulas como en casa. El niño con este trastorno mantiene durante poco tiempo la atención sobre una misma tarea, tiende a interrumpir en clase, suele estar más activo físicamente y no es capaz de controlar sus impulsos.

Es un trastorno que se manifiesta normalmente en la infancia y que afecta a un porcentaje de entre el 1 y el 7%, siendo 10 veces más probable su diagnóstico en niños que en niñas (aunque en adultos la diferencia es de 2 a 1). El 60% de los niños que lo padecen siguen mostrándolo en su vida adulta, y en este periodo puede llevar a un trastorno antisocial, al abuso de sustancias y a conseguir menos logros en el ámbito profesional.

El tratamiento más habitual de este trastorno en un primer momento es la medicación, ya que normalmente cuando se acude a consulta los niños se encuentran en un estado en el que es muy difícil llevar a cabo una terapia. Y, una vez estabilizados, se comienza con una terapia psicológica. El medicamento usado para su tratamiento es el metilfenidato (cuyos nombres comerciales son Rubifén, Ritalin, Concerta y Medikinet). Este fármaco aumenta la vigilia, inhibe el dolor y el agotamiento, y disminuye la sensación de cansancio y hambre. Su efectividad se da en 2 de cada 3 niños y combinando el tratamiento farmacológico con la terapia psicológica se puede mejorar mucho el estado del niño.

Sin embargo, es un problema que por el momento no dispone de un tratamiento que elimine totalmente los síntomas y por ello es importante educar al entorno del niño, además de al propio niño. Os dejo unos pequeños consejos para orientar a las personas cercanas a niños con este trastorno:

  • Los padres del niño deben mostrarse tolerantes pero sin permitir que el niño se vuelva caprichoso ya que sólo empeorará el problema.
  • Es muy útil fomentar la actividad física en el niño porque esto ayuda a encauzar parte de su energía en algo concreto lo que a su vez puede ayudar a mejorar su atención.
  • Se deben anticipar las reglas, es importante que el niño tenga claras las reglas del colegio y de su casa. Además, la rutina también ayuda al niño al establecerse una serie consecutiva de situaciones que ocurren diariamente.
  • Las críticas hacia los comportamientos del niño agudizan el problema por lo que es mejor elogiar y reconocer los comportamientos adecuados que realice.
  • Por último, es importante conceder pausas, que el niño tenga sus momentos para él.

Espero que esta información os sirva para conocer un poco más sobre este trastorno y para comprender que es importante un trabajo conjunto entre terapeuta, médico, familia y colegio para conseguir una buena respuesta por parte de los niños que lo padecen.

Publicado el

Año nuevo… ¿vida nueva?

Todos los años al llegar estas fechas nos hacemos propósitos para el nuevo año que comenzamos, y muchos empezamos cumpliendo con ellos, pero conforme va pasando el año vamos olvidándolos y finalmente pocos logran cumplirlos realmente. Creo que esto se debe a varios factores en los que no nos paramos a pensar y tengo unas pequeñas sugerencias para ayudaros a cumplir con vuestros propósitos de año nuevo.

En primer lugar, cuando penséis en lo que queréis conseguir debéis tener en cuenta que tenéis un año para cumplirlo por lo que tenéis que ser realistas y establecer un objetivo que podáis alcanzar en ese tiempo. También es importante no establecer demasiadas metas ya que como dice el refrán: «quien mucho abarca poco aprieta».

Pues bien, una vez decidamos nuestra meta (o nuestras metas) hay que dividirla en pequeños objetivos que podamos cumplir a corto plazo. Es decir, si la meta es ponerse en forma (algo muy típico) lo ideal es plantearse los pasos que debemos seguir para conseguirlo. En este caso habría que dividir las metas por un lado en la alimentación y por otro en el deporte; y como primeras metas podríamos plantearnos salir a correr dos días a la semana durante media hora y hacer las 5 comidas al día. Estas metas habría que ir aumentándolas para acercarnos cada vez más a la meta final, saliendo cada vez más días a correr, ampliando el tiempo durante el que corremos o añadiendo ejercicios diferentes.

A la hora de establecer nuestras metas a corto plazo hay que tener en cuenta el punto del que partimos, en el ejemplo que os he puesto partiríamos de cero, pero si ya cumples con este primer paso habría que establecer el siguiente. Además, estas metas al ser más concretas y más inmediatas nos sirven de guía para llegar a nuestro gran objetivo del año que suele ser un poco difuso. Conforme las vayamos cumpliendo nos servirán de motivación para mantener el camino hasta nuestro objetivo final. Además los expertos dicen que si cumplimos con nuestros propósitos durante 21 días probablemente consigamos mantenerlo.

Más adelante os daré alguna otra sugerencia para cumplir con vuestras nuevas metas, pero de momento disfrutad de este nuevo año que comienza y mucho ánimo con vuestros propósitos, cread vuestros nuevos caminos.

Publicado el

Feliz 2015

Hoy quiero hacer una breve entrada para desearos a todos un 2015. Que empecéis bien este nuevo año y que luchéis por conseguir vuestros sueños. Poned entusiasmo en lo que hacéis, y disfrutadlo. Que este nuevo año os traiga muchas alegrías y tiempo para poder disfrutar con los vuestros. Buscad vuestra felicidad junto a las personas a las que queréis.

Feliz año nuevo 2015

Publicado el

Autismo, variantes y causas biológicas

Hoy quiero continuar con el tema del autismo. El otro día os introduje un poco en el tema hablando sobre sus características y su origen biológico. En cuanto a esto último, me gustaría explicar brevemente alguna causas que afectan al cerebro y que derivan en autismo.

Un 20% de los casos de autismo tienen causas biológicas que pueden comprobarse como el hecho de que la madre padezca rubeola durante el embarazo, que se de encefalitis por herpes o que la madre tome el fármaco talidamida durante el embarazo. Este fármaco se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar el mareo matutino de las embarazadas, pero después se pudo comprobar que aumenta la probabilidad de autismo.

Además de estas causas, podemos afirmar que autismo tiene un origen biológico porque los niños autistas presentan anomalías en el cerebro. Entre los 2 y los 4 años ya se puede ver que los cerebros de los niños autistas son de mayor tamaño que los de los niños no autistas. Esto se debe a que los autistas tienen un crecimiento exacerbado de la sustancia blanca del cerebelo y que la sustancia gris cerebelosa se desarrolla más despacio que la de los niños no autistas.

Estas anomalías cerebrales tienen como consecuencia que el niño no forme la teoría de la mente, que es la capacidad de predecir y  explicar las conductas de otros seres humanos a través de sus estados mentales, no pueden adoptar el punto de vista de otro. También provocan que haya poca o nula actividad cerebral en el área encargada del reconocimiento de rostros y por ello les resulta difícil reconocer las expresiones faciales de las emociones y hay poco contacto ocular con otros.

Por otro lado, una gran parte de los niños autistas tienen retraso mental (aunque no todos) y normalmente suelen tener habilidades singulares como multiplicar números de 2 o 3 cifras muy rápidamente.

Finalmente, quiero cerrar el tema hablando sobre algunos de los tipos de autismo que podemos encontrar:

  • El Síndrome de Asperger: Es menos grave y no hay retraso en el desarrollo del lenguaje ni déficits cognitivos importantes. Los síntomas son la carencia o dificultad con las interacciones sociales, los comportamientos estereotipados y la obsesión por cuestiones nimias.
  • El Síndrome de Rett: Es un síndrome neurológico genético que se da en niñas y va acompañado de una interrupción del desarrollo normal del cerebro.
  • Trastorno degenerativo infantil: Se da un desarrollo intelectual y social normal pero entre los 2 y los 10 años aparece una regresión que deriva en autismo.

Publicado el

¡Feliz Navidad!

Buenas tardes, esta semana hago una entrada especial para desearos a todos una feliz Navidad. Disfrutad de estos días, conducid con cuidado, compartid el tiempo con los vuestros y sobre todo sed felices.

Y que la Navidad no sea tiempo para estresaros corriendo de un lado a otro con las compras de regalos, de comidas y con la organización. Tomáoslo con calma para poder disfrutar de ese momento, que hacer un regalo sea algo que nos haga felices, no que nos estrese.

Publicado el

El autismo, concepto y origen

Hoy me gustaría hablaros de un tipo de trastorno menos común que los de las entradas anteriores pero que creo que es muy interesante conocer para ver cómo funciona nuestro cerebro y cómo afectan las anomalías de éste a nuestra conducta. Este trastorno es el autismo, aunque en realidad existen diferentes tipos dentro de él.

El autismo es un trastorno crónico que presenta síntomas como la dificultad para desarrollar relaciones sociales normales, el desarrollo anómalo de la capacidad de comunicación, la falta de imaginación y movimientos estereotipados y repetitivos. Tiene una incidencia de 4 de cada 10.000 niños y afecta tres veces más a los niños que a las niñas.

Los síntomas de esta enfermedad se traducen en que los niños con autismo suelen evitar el contacto con otras personas, no sonríen, evitan relacionarse con otros niños y suelen tener problemas con el lenguaje (como hablar de ellos mismos en segunda o tercera persona o hacer interpretaciones literales de lo que se dice).

Sin embargo, las raíces de esta enfermedad son más profundas que lo que podemos ver. Antes, se pensaba que era algo aprendido, debido a unos padres fríos y que no mostraban emociones hacia el niño. Esto generaba una gran culpabilidad en los padres al verse como los únicos responsables de la situación de su hijo. Años más tarde, se ha podido ver que esta enfermedad se debe a factores biológicos.

Esto queda patente al comprobar que el 2 o 3% de los hermanos de niños autistas también lo son, y aunque parezca una probabilidad muy baja en realidad es entre 50 y 100 veces mayor de la esperada. Además,  en estudios con gemelos monocigóticos hay un 70% de probabilidad de que ambos sean autistas si uno de ellos lo es. Según los estudios actuales el autismo estaría relacionado con los cromosomas 2, 7, 15 y X; aunque también encontramos otras causas como la fenilcetonuria (que es la falta de la enzima fenilamina) cuyo resultado si no se trata es un retraso mental grave que en algunos casos puede derivar en autismo.

Creo que este trastorno es muy interesante conocerlo, y por ello continuaré explicando algunos puntos más sobre el autismo en el próximo post para poder profundizar un poco más en él.

Publicado el

Nuevas tecnologías, nuevas adicciones

Hoy en día nuestra vida está totalmente conectada a las nuevas tecnologías. En nuestros Smartphones llevamos todo, desde las fotos con amigos y familiares hasta el acceso a nuestra cuenta bancaria. Es cierto que poder llevar todo lo que necesitamos en un dispositivo que nos cabe en el bolso (o en el bolsillo) es muy práctico, pero también tiene sus inconvenientes.

La tecnología nos facilita la vida a la hora de realizar muchas gestiones: podemos buscar una dirección en Internet y con el GPS saber cómo llegar, encontramos planos de metro, horario de autobuses y teléfonos de restaurantes, hoteles, etc. Pero también podemos hacer un uso excesivo de estas nuevas tecnologías, y por ello no ser capaces de salir de casa sin nuestro móvil o estamos tan pendientes de él que no somos capaces de tener interacciones sociales (como reuniones con amigos, estar en clase o incluso en el trabajo) sin que su uso interfiera en ello.

Hay estudios que revelan que un porcentaje importante de la población lee menos a causa del Smartphone, también que lo usan durante las comidas y más de la mitad de las personas a las que se les preguntó están usándolo cuando socializan con otras personas. Este nivel de uso de las nuevas tecnologías, puede llegar a convertirse en una adicción que tiene las mismas manifestaciones que el abuso de las drogas; es decir, se da una pérdida de control respecto al uso, aparece la ansiedad, la depresión y la irritabilidad ante la imposibilidad temporal del acceso a la red, etc. Además en casos más extremos, la persona puede llegar a distanciarse de su vida real creando una ficticia en la red con su propia versión de la realidad.

Hay personas que llegan a desarrollar esta adicción debido ciertas características de la personalidad (impulsividad, disforia, intoleracia a estímulos displacenteros, etc.), también influye la timidez exagerada, la baja autoestima o el rechazo de la imagen corporal. Sin embargo, el ambiente también influye, el estar dentro de un grupo que usa constantemente las nuevas tecnologías o incluso la presión social que genera la necesidad de estar conectado todo el tiempo para no quedar aislado del grupo.

Esto está generando un problema social y está provocando la pérdida de la comunicación real en muchas personas. Las redes sociales nos brindan un universo de posibilidades que nos permite expresarnos libremente, establecer relaciones con otros y retomar el contacto con personas con las que lo habíamos perdido. Pienso que es importante todo lo que nos ofrecen las redes sociales pero tenemos que saber hasta qué punto las necesitamos y cuándo empiezan a interferir en nuestra vida real.

Creo que todos deberíamos hacer una pausa, evaluar nuestra situación y «desconectarnos» de vez en cuando para poder mantener una mente sana. Como siempre os digo, buscad el contacto con vuestros amigos y familiares, realizad actividades gratificantes y sobre todo vivid la vida real y no a través de una pantalla.

Publicado el

Eliminar el estrés

Hace unas semanas os hablé sobre la ansiedad. Como os dije, cada vez hay más personas que tienen problemas de ansiedad debido a que nos exigimos (o nos exigen) muchas tareas al mismo tiempo y terminamos corriendo de un sitio a otro para satisfacer todas estas demandas.

Sin embargo, y como os he dicho en otras ocasiones, creo que es importante que nos tomemos nuestro propio tiempo. Así, podremos relajarnos, disfrutar de actividades que nos agradan, compartir tiempo con nuestra familia y amigos, etc.; lo que nos llevará a estar más satisfechos, más contentos y estaremos en mejores condiciones de cumplir nuestras obligaciones.

Para poder llegar a tener estos momentos para nosotros mismos hay que seguir unos pasos. Sé que muchos pensaréis que no tenéis ni siquiera el tiempo para plantearos tener un descanso, pero intentad hacer un hueco y seguid los consejos que os voy a dar y os sentiréis mejor.

En primer lugar deberíais valorar qué tareas tenéis pendientes (asuntos del trabajo, de los estudios, de la casa, actividades con amigos, etc.) y ver cuáles son más urgentes, bien porque tengan una fecha límite o porque es necesario que se haga cuanto antes. Quizás algunas de las tareas que consideramos obligaciones no lo sean realmente o no sean tan urgentes como creemos. Una vez que hayáis hecho esta valoración podéis repartir el tiempo entre las actividades (pero no queráis hacer todo en un día ni pospongáis algo durante demasiado tiempo). Tened en cuenta que siempre puede haber imprevistos, así que dejad un tiempo de margen para que luego no se os junten las actividades.

Otra cosa que podéis hacer para eliminar el estrés es hacer ejercicios de relajación (bien de respiración profunda o de relajación muscular). En Internet podéis encontrar pequeñas guías que os indican cómo debéis hacerlo, además suelen ser ejercicios breves que podréis hacer en cualquier momento del día aunque exigen una continuidad para conseguir un resultado óptimo.

Por último, también podéis buscar actividades que os resulten relajantes. Esto es una elección muy personal ya que hay quien elimina el estrés haciendo deporte, cosiendo o realizando manualidades; pero estas actividades a otras personas pueden resultarles aburridas o incluso ponerlas más tensas. Además, hay que tener en cuenta el tiempo del que disponemos, por eso buscad algo que os sirva a vosotros para relajaros.

Como siempre os digo, buscad ese momento cada día para dedicároslo a vosotros mismos. Relajaros, disfrutadlo y recuperad vuestras fuerzas en ese pequeño oasis que es vuestro.