Publicado el Deja un comentario

Atención en psicología de emergencias

En psicología existen muchos ámbitos para trabajar, algunos son bastante conocidos por la mayoría de la gente como la psicología clínica o el trabajo en Recursos Humanos (que es un área de la psicología del trabajo). Sin embargo, hay otros que no son tan conocidos como es la atención psicológica en emergencias o psicología de emergencias.

Y esto es precisamente de lo que os quiero hablar hoy. Si habéis ido leyendo mi blog sabréis que trabajo como voluntaria dentro del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC) del Colegio de Psicología de Navarra. En este grupo en primer lugar nos formamos con cursos y jornadas por parte de profesionales que trabajan en diferentes áreas de este ámbito para tener los conocimientos y habilidades necesarias para intervenir en una situación de este tipo. Es una formación continua ya que hay múltiples problemáticas que se pueden dar y nuevas técnicas que aprender. A continuación, os explicaré brevemente en qué consiste el trabajo que realizamos una vez formadas/os y con quiénes intervenimos.

¿Qué hace un psicólogo de emergencias?

Por un lado el grupo hace una labor de formación: a otras entidades sobre la intervención psicológica en crisis (primeros auxilios básicos, formación específica con diferentes colectivos (cuerpos de seguridad, bomberos, etc.), formación específica sobre situaciones que pueden surgir en situaciones de crisis (abordaje del duelo por ejemplo), actividades preventivas para promover una adecuada gestión de las catástrofes.

También, para completar la formación que nosotras/os recibimos de personas externas, realizamos formaciones internas por parte de personas del grupo con experiencia en este tipo de situaciones y participamos en simulacros tanto internos como organizados por otros grupos.

Y por último, actuamos en las situaciones de emergencia en las que hay múltiples víctimas, atendiendo tanto a las víctimas directas como a los familiares y allegados de estas. Estas intervenciones dependiendo de cada caso podemos realizarlas en el lugar del accidente, en tanatorios, hospitales, colegio, etc.

¿Con quiénes interviene un psicólogo/a de emergencias?

Como ya he comentado la intervención se realiza con las víctimas directas y sus familiares y allegados. El objetivo en estas intervenciones es minimizar el impacto emocional de la situación, facilitar el adecuado afrontamiento de ésta y fortalecer las capacidades propias de cada uno. Es una primera intervención en la que principalmente tratamos de apoyar a las víctimas escuchando sus demandas y necesidades, escuchando lo que necesiten contarnos y reforzando tanto sus capacidades como los recursos (familia, amigos e incluso recursos psicológicos) para afrontar la situación vivida.

Además, también intervenimos con los propios intervinientes (policías, bomberos, sanitarios o psicólogos) que hayan estado atendiendo a las víctimas. Nuestra labor en este caso es, previamente a que suceda una situación de emergencias, es la formación de estos colectivos en cuanto a recursos de autoprotección y autocuidado e incrementar sus capacidades y habilidades para afrontar este tipo de situaciones. Durante y después de que haya habido una intervención volvemos a reforzar todo lo aprendido previamente y ayudamos a disminuir el nivel de estrés derivado de la intervención.

 

Publicado el Deja un comentario

Descuento veraniego

descuento verano

Ya estamos en Agosto, un mes en que muchos os vais de vacaciones, pero también es un mes en el que hay que ir preparando la vuelta al cole y organizar todo para que cuando llegue Septiembre no nos pille desprevenidos. Sabiendo el esfuerzo que hay que hacer en este retorno a la rutina, queremos ofreceros un descuento en las 3 primeras sesiones a todos aquellos que reservéis cita en nuestro centro durante todo el mes de Agosto.

Para reservar la cita podéis hacerlo desde el Formulario de Contacto de la web, en el correo info@psicologiasmr.es o a través de nuestras redes sociales. En cualquier caso os aplicaremos el descuento sin importar el medio por el que pidáis la cita. Queremos facilitaros la vuelta al cole y queremos ayudaros a resolver todos esos problemas que os generan ansiedad o que no os permiten llevar vuestra vida diaria tal y como os gustaría. Así podréis empezar la rutina con más fuerza y sintiendoos mejor. Esperamos que nos contacteis y que tengais un buen mes de Agosto.

Publicado el Deja un comentario

Estrenamos página web

Después del cierre de nuestro centro por San Fermín, volvemos y estrenamos web. Esta web es un nuevo comienzo para el centro, ya que desde ella vamos a ir activando una serie de servicios nuevos de los que no disponíamos en nuestra antigua web. Queremos ir mejorando siempre, y por ello aparte de la nueva imagen que presenta esta nueva página, hemos mejorado el apartado de ubicación y contacto incluyendo un mapa interactivo para que os resulte más cómodo y fácil encontrarnos, hemos incluido nuestro horario en nuestra página de inicio y también hemos añadido links a nuestras redes sociales para que podáis contactar con nosotros por diferentes vías.

Entre la novedades que vamos a incluir está la posibilidad de pago por paypal para la contratación de los servicios online, la realización de cursos online sobre diferentes temas y la posibilidad de solicitar cita a través de la propia página. Además, durante los meses de Julio y Agosto, a todos aquellos que soliciten cita en nuestro centro se les hará un descuento especial durante las 3 primeras sesiones. También, si quien acude nos recomienda a otra persona que solicita cita y acude (aunque no sea en Julio ni Agosto), se les aplicará a ambos el mismo descuento durante 2 sesiones adicionales.

Y como siempre, mantenemos nuestro blog, que volverá a estar activo. Esperamos vuestras consultas, sugerencias y peticiones, tanto para temas que queráis que tratemos en el blog como para la incorporación de nuevos servicios o la mejora de los que ya ofrecemos. Para cualquier duda, contactad con nosotros a través del Formulario de contacto o de nuestro correo electrónico info@psicologiasmr.es

¡Esperamos vuestros mensajes!

Publicado el Deja un comentario

Cerrados por San Fermín

Ya quedan apenas unas horas para que empiece San Fermín, y como todos los años, nosotros cerramos durante las fiestas. Permaneceremos cerrados de 6 al 15 de Julio, y desde el día 16 volveremos a estar abiertos en nuestro horario habitual. Sin embargo, seguiremos disponibles a través del Formulario de contacto de nuestra web y del correo electrónico info@psicologiasmr.es, aunque quizá tardemos un poco más de lo habitual en responderos. Agradecemos vuestra paciencia de antemano.

Con el objetivo de mejorar estamos preparando una serie de novedades para cuando volvamos que ultimaremos durante estas fiestas. Tenemos muchas ganas de compartirlas con todos vosotros. Nos vemos a la vuelta de San Fermín, ¡disfrutad de las fiestas!

Publicado el

Cerrado por vacaciones

Desde mañana día 6 de Julio hasta el 14 cerramos nuestro centro por vacaciones. Sin embargo, a pesar de que no daremos citas en las fechas citadas sí que estaremos disponibles a través del nuestro teléfono 684.314.753 y del e-mail info@psicologiasmr.es para responder a vuestras dudas o para concertar citas fuera de ese periodo.

A todos los que os encontréis en Pamplona en estos días: ¡Que tengáis unos buenos Sanfermines y que los disfrutéis!

Publicado el

Voy a comenzar una terapia, ¿qué puedo esperar? II

La semana pasada os dejamos la primera parte de este post, que es la última parte de una pequeña guía para ayudar a quienes no tienen claro cuándo acudir a terapia, cómo elegir psicólogo, etc.

En el post anterior despejábamos algunas dudas que pueden surgir una vez que ya hemos decidido acudir a terapia y hemos elegido un psicólogo/a. Hoy continuamos con otras posibles dudas que pueden aparecer y crear inseguridad para tomar la decisión final de contactar con un psicólogo/a.

A veces, podemos plantearnos cuándo es adecuado contactar con nuestro psicólogo/a. Esto depende mucho de cada profesional, pero normalmente suelen atender dentro del horario laboral sin problema, y si no es posible responder a la llamada en el  momento en que le paciente la hace, le devolvería la llamada en otro momento. Algunos pueden cobrar por este servicio, aunque no es nuestro caso. También pueden ofrecer contacto a través del correo electrónico o (últimamente más a menudo) el WhatsApp. En cualquier caso, esta es una pregunta que puedes hacerle a tu psicólogo/a en la primera sesión para que te aclare cómo trabaja en su caso.

Otra duda que puede surgir es si puedes hacerle preguntas personales a tu psicólogo/a. La respuesta es sí que puedes, pero probablemente no las responda ya que la terapia y el terapeuta se centran en ti. Es importante trabajar sobre tus experiencias, sentimientos y dificultades. Puedes pensar que el psicólogo/a no puede entender tu situación si  no lo ha vivido y por ello querer hacerle preguntas. Sin embargo, el psicólogo/a como profesional que es, si no está formado o preparado para atender tu demanda y ayudarte a solucionar la situación que te ha hecho acudir a su consulta, te derivará a otro profesional que sí pueda.

Con respecto a la duración de la terapia, no hay una respuesta concreta. La duración depende del problema por el que se acude, tu personalidad, la frecuencia de las sesiones y el trabajo que hagas tú mismo tanto dentro como fuera de la consulta. En este aspecto es muy importante que trabajes por tu cuenta lo que te pida el psicólogo/a ya que influirá mucho en la duración de la terapia. En cualquier caso, siempre intentamos que las terapias sean lo más breves posibles, siempre que sean eficaces. No es adecuado alargar la terapia más de lo necesario ya que no es positivo para ninguna de las dos partes.

En relación al punto anterior y al compromiso con la terapia que comentábamos en el post anterior, en algunas sesiones el psicólogo/a puede pedirte tareas para casa. Estas tareas suelen ser pequeños ejercicios que servirán para desarrollar y reforzar las habilidades necesarias para que puedas enfrentarte al problema (y a futuros problemas similares). Por ello, es importante que las hagas siguiendo las indicaciones que te de tu psicólogo/a y (si te lo pide) lleves el registro a la siguiente sesión. Si dejas de hacer estas tareas, es muy probable que el tiempo de terapia se alargue porque no estás haciendo el trabajo necesario para solucionar la situación problemática.

En la terapia, la sinceridad es la clave tanto por tu parte como por la del psicólogo/a que te atienda. La sinceridad por tu parte hará que tu terapeuta te conozca y te entienda, lo que a su vez logrará que el apoyo y la ayude que te brinde se más eficaz. Y la sinceridad por parte del profesional (respondiendo a aquellas dudas que plantee, reconociendo los posibles errores que pueda cometer, etc.) hará que tú puedas confiar más en él/ella y de este modo la terapia se desarrollará correctamente hasta alcanzar las metas propuestas.

Por último, un aspecto que también genera duda es ¿qué ocurre tras la última sesión? Esto también depende de cada terapeuta y su forma de funcionar. En nuestro caso, hacemos un seguimiento de cada caso, para comprobar que los cambios logrados durante la terapia se mantienen. Además, este seguimiento sirve para dar apoyo y ofrecer ayuda en caso de que, una vez finalizada la terapia, encuentres problemas o dificultades. A veces, podemos volver a padecer el mismo problema porque no hemos afianzado lo suficiente las habilidades desarrolladas. En tal caso, es importante tener en cuenta que el psicólogo/s puede ayudarnos a reforzarlas. No hay que sentir miedo ni vergüenza por acudir debido al mismo problema, hay situaciones muy complicadas que pueden bloquearnos en un momento dado y necesitamos reafirmar las habilidades adquiridas.

Esto es todo por el momento, creemos que este post, junto con el anterior pueden despejar las dudas más importantes que pueden hacernos rechazar el pedir cita con un psicólogo/a. Esperamos que nuestra pequeña guía os ayude.

Publicado el

Voy a comenzar una terapia, ¿qué puedo esperar? I

Hasta el momento hemos publicado varios post que podrían formar una pequeña guía para quienes no sepan si es conveniente acudir a un psicólogo y qué valorar a la hora de elegir uno: Lo que un psicólogo/a puede hacer por ti, La decisión de ir al psicólogo/a y Consejos para elegir psicólogo/a.

En el post de hoy queremos completar esa pequeña guía ofreciendo algunas ideas y rompiendo con algunas creencias al acudir a terapia. Una vez hayas decidido acudir a terapia y ya tengas cita con el psicólogo/a que hayas elegido, seguramente te encuentres un poco nervioso/a ya que las ideas que nos pueden venir a la cabeza sobre qué podemos encontrarnos son muy variadas y muchas, al surgir de la ficción de las películas, no son reales.

Dependiendo de cada psicólogo/a y del tipo de terapia con la que trabaje, el funcionamiento será diferente. En este post vamos a exponer brevemente cómo lo hacemos en nuestro centro, aunque como decimos, hay muy diversas formas de funcionamiento.

En primer lugar se suele hacer una recogida de datos para poder abrir la ficha, los datos que se piden son los habituales (nombre completo, dirección, teléfono, e-mail, etc.). Una vez hecho esto, se explica cómo funciona la terapia (en nuestro caso puedes consultarlo previamente en el apartado ¿Qué tipo de terapia elegir? de nuestra sección Dudas habituales), las condiciones de confidencialidad y el compromiso que se pide al paciente con la terapia. Después se te pedirá que firmes una hoja en la que reconoces haber sido informado sobre todos estos aspectos y otra donde te comprometes a realizar las tareas y asistir a las sesiones para el buen funcionamiento de la terapia.

Una vez hecho esto, el psicólogo/a pasará a la gran pregunta ¿Por qué has decidido acudir a consulta? En la primera sesión seguramente te vengan varias cosas diferentes a la cabeza, o al contar cuál es el problema expliques los hechos de forma desordenada y acordándote después de otras situaciones problemáticas. No te preocupes, esto es normal ya que un problema se ve reflejado en diferentes ámbitos de nuestra vida y a veces no tenemos muy claro dónde ha empezado el problema. Esto es algo que se irá trabajando poco a poco en la consulta. Lo importante es que puedas ir explicando el problema, ordenar los hechos y encontrar el origen lo harás con ayuda del psicólogo/a.

Ahora bien, acudir a un psicólogo/a no significa que no puedas preguntar y tengas que escuchar todo lo que él/ella diga porque las preguntas son importantes tanto para que tú puedas sentirte cómodo/a en la terapia como para que el psicólogo/a pueda entenderte mejor. Es importante que preguntes todo aquello que no te quede claro sobre cualquier aspecto, no existen las preguntas tontas. Además, el psicólogo/a no va a juzgarte, sólo va a ayudarte a reforzar tus habilidades y a adquirir algunas técnicas para poder superar el problema que te ha hecho acudir a consulta.

Otro punto importante que a veces genera inseguridad sobre la confidencialidad es ¿qué hago si me encuentro a mi psicólogo/a por la calle? No tienes de qué preocuparte, debido a la confidencialidad y para dar una mayor seguridad sobre ello a los pacientes, la decisión de saludarlo o no está en tu mano. Si decides saludarle él/ella te devolverá el saludo, normalmente él/ella no te saludará si tú no lo haces antes para que (sobre todo si vas con otra persona) no tengas que dar explicaciones. Tú eres libre de contar lo que quieras a quien quieras y de saludar o no a tu psicólogo/a.

Esto es todo por el momento, pero sólo es la primera parte. La próxima semana os dejaremos un nuevo post con la continuación de éste.

Publicado el

La depresión

Hoy queremos compartir con todos vosotros un pequeño video sobre la depresión en el que participan ANAED y DSAS (Después del Suicidio Asociación)

En este vídeo se pueden ver los testimonios de pacientes y ex pacientes atendidos por depresión, así como la opinión de diversos profesionales que trabajan con esta enfermedad. Desde nuestro centro, creemos que es un problema que actualmente afecta a un gran número de personas y que debemos tenerlo en cuenta. Es importante para nosotros que se pueda identificar y que se pueda dar un tratamiento eficaz a quienes la padecen.

Esperamos que os resulte interesante el vídeo: La música le da color a la vida.

Publicado el

Los psicólogos/as y las situaciones de emergencia

Tristemente en los últimos meses hemos vivido una serie de atentados que han provocado el pánico y que han obligado a los gobiernos a establecer medidas de emergencia para preenir futuros ataques.

Cuando ocurren este tipo de situaciones, ya sean atentados terroristas, accidentes en los que está implicado un gran número de personas (tren, barco, avión) o cuando ese accidente afecta a muchas personas (aunque el número de víctimas sea menor) actúan los equipos de emergencias en los que se encuentra un grupo de psicólogos.

Hoy queremos compartir con vosotros cuál es el trabajo que realizan los psicólogos en este tipo de situaciones. El Colegio de Psicólogos de Navarra publicó un artículo en el que grupo de catástrofes (del que formamos parte) informa sobre ello. Aquí os lo dejamos: Los psicólogos en una situación de emergencia.

Publicado el

Consejos para elegir psicólogo/a

En un post anterior La decisión de ir al psicólogo/a hicimos una pequeña revisión de las posibles situaciones en las que sería recomendable consultar con un psicólogo/a para encontrarnos bien. Hoy, queremos darle continuidad a ese post con una serie de consejos.
Una vez que hemos tomado la decisión de ir al psicólogo/a, algo que suele resultarnos difícil, nuestro siguiente paso es buscar uno que sea bueno y se adecúe a nosotros.

Si es la primera vez que buscamos ayuda psicológica lo más probable es que recurramos a alguien que sepa de alguno, o en caso de no tener a nadie así lo busquemos en internet. Si nuestra elección  es la segunda aparecerán muchas entradas que nos llevan tanto a webs de psicólogos como a directorios. Cada psicólogo hace su web ofreciendo la información que cree más relevante para presentarse pero en ocasiones puede no ser suficiente (o suficientemente clara) para quien busca información.

En primer lugar si estas visitando su página web o si has visto su anuncio deberías comprobar que realmente es psicólogo/a. La mayoría de los psicólogos/as muestran eso tanto poniendo sus estudios (en la web aunque no en los anuncios) como poniendo su número de colegiado. Es importante saber que realmente lo son ya que podemos encontrar muchos terapeutas que no tienen la formación adecuada para tratar los problemas psicológicos al no tener dicha especialidad.

Una vez que tengamos claro esto, sería importante que busquemos un psicólogo/a que pueda responder a nuestra demanda. Es decir, que tenga conocimientos y experiencia en trabajar problemas del mismo tipo que el nuestro; si tenemos un problema de ansiedad un psicólogo/a que trabaje en selección de personal o publicidad no podrá ayudarnos. Muchos psicólogos/as indican sus especialidades o si se contacta con ellos se les puede preguntar directamente si trabajan ese tipo de problemas.

Otro punto importante a tener en cuenta es el tipo de terapia que el psicólogo/a realiza. En la psicología existen diversas corrientes que utilizan métodos distintos para el tratamiento, es importante saber cómo va a ser el trabajo que va a realizar, ya que no todas las corrientes sirven para todas las personas. Si en la página web o donde hayamos encontrado al psicólogo/a no aparece podemos contactar con él/ella y preguntárselo directamente. Nos informará de su forma de trabajar y del tipo de terapia que realiza.

Al tratar asuntos muy personales es importante que sepas que la confidencialidad está garantizada, si bien muchos psicólogos/as aclaran este punto en su primera sesión, es posible también preguntarles directamente para tener por seguro que nada de lo que digamos durante las sesiones puede ser comunicado por el psicólogo/a. Además, algunos piden que se firme un documento de consentimiento informado en el que indicamos estar al tanto de lo que se hará durante las sesiones y de la confidencialidad.

Respecto a la terapia debemos saber que se va a realizar una evaluación (que no debe durar más de 4 o 5 sesiones) y ofrecer un diagnóstico, que debe explicarnos claramente y no con tecnicismos. Si durante alguna de las sesiones o explicaciones que nos diera tenemos dudas respecto a algo o no estamos de acuerdo, es bueno que lo pongamos en conocimiento del profesional que nos está atendiendo para que el tratamiento sea eficaz. Tras el diagnóstico nos debe ofrecer un plan de intervención claro, si bien es cierto, que puede variar en función de situaciones nuevas que aparezcan durante la terapia.

En cuanto a la relación terapéutica, el psicólogo/a no debe juzgarte, debe escuchar lo que le cuentas y ofrecer soluciones hacia unos objetivos claros. Debe ayudarnos a encontrar o desarrollar las habilidades necesarias para abordar y solucionar la situación que nos genera malestar. Además, la relación debe ser profesional, el psicólogo/a no debe buscar una amistad en nosotros ni una relación personal fuera de las sesiones.

Por último, es importante que valoremos si la terapia nos está ayudando, si estamos consiguiendo mejorar nuestra situación y sentirnos mejor. Si ese no fuera el caso, es importante que se lo hagamos saber al psicólogo/a y dejemos la terapia con él/ella.