Publicado el

La manipulación y el chantaje emocional

manipulacion

La manipulación y el chantaje emocional son una forma de comunicación en la que una de las partes, más o menos sutilmente, intenta convencer a la otra parte de hacer algo o de que la parte manipuladora es la que está en lo cierto mientras la otra está equivocada. Las personas que utilizan este tipo de comunicación suelen valerse de la relación afectiva que les une y usarla en su favor. Suelen utilizar frases que hacen sentir culpa a quien las recibe, del tipo "yo pensaba que eras mi amiga", "con lo que dices que me quieres no me esperaba esto de ti", etc. Suelen recurrir a sentimientos de decepción o de sentirse menos queridos por la otra persona para que ésta se sienta culpable y ceda, para conseguir su objetivo.

Hay personas que hacen esto de forma inconsciente y sin pensar realmente en lo que están haciendo, porque desde pequeños han aprendido a conseguir las cosas de esta forma. Para ellos es natural hacerlo así. Sin embargo, hay otras personas que lo han ido adquiriendo a lo largo de su vida debido a situaciones por las que ha podido pasar y que le han enseñado que, dependiendo de la persona con la que trates, es una forma fácil de conseguir lo que quieres sin tener que ceder en nada.

¿Por qué hay personas que manipulan de esta forma?

Como ya hemos dicho, hay quienes lo hacen de forma inconsciente porque desde niños han hecho las cosas de esta manera y otros porque las experiencias que han vivido les han enseñado que es una buena forma, incluso a veces fácil, de conseguir lo que quieren. Pero, ¿realmente qué hay detrás de todo esto? A veces, lo que nos encontramos detrás de esto puede ser una persona que no ha desarrollado la capacidad de defender sus ideas con argumentos lógicos y de peso que convenzan al otro. Otras veces, puede ser una disonancia cognitiva lo que mueve este tipo de funcionamiento.

La disonancia cognitiva es una incongruencia entre lo que pensamos y lo que sentimos. Por ejemplo, si estamos en una relación de pareja en la que nos encontramos a gusto pero nos empieza a llamar la atención otra persona. En este caso quizá queramos romper la relación actual y conocer a esa tercera persona, pero eso nos haría sentir mal. Pensamos que queremos estar con otra persona pero sentimos que no está bien. Una persona manipuladora en este caso haría y diría cosas que provocasen que su pareja actual fuese la que le dejase y no al revés. De esta forma se habría roto la relación "por culpa" de su pareja (y no por la suya propia) y sería libre para intentarlo con esa tercera persona.

Manipulación

¿Podemos evitar que nos manipulen?

Una vez sepamos que nos podemos encontrar este tipo de personas a lo largo de nuestra vida y en muchos ámbitos, nos podemos plantear qué podemos hacer nosotros para que no nos manipulen. Cómo podemos conseguir tener realmente capacidad de decisión y no tener que ceder siempre ante las exigencias de este tipo de personas para así llegar a un acuerdo que nos satisfaga a ambos.

Hay veces, que dependiendo de la situación no es posible llegar a un entendimiento con lo que las posibles opciones que nos quedan son o bien ceder y aceptar lo que el otro nos dice o pide, o negarnos por completo y que ninguno de los dos consiga lo que quiere. La primera opción no es muy buena para el que está siendo manipulado ya que queda a expensas de lo que quiera el otro, y la segunda opción puede traernos algún problema con la otra persona (una discusión, un distanciamiento o incluso la ruptura de la relación). En estos casos es importante valorar la situación y decidir si en ese caso concreto es mejor ceder o no, qué nos compensa más a largo plazo.

En la mayoría de las ocasiones sí podemos hacer algo. En mi opinión, la forma adecuada de abordar este tipo de situaciones es usando la asertividad. La asertividad es una forma de comunicación "intermedia", quiero decir que no es un comportamiento inhibido como sería el aceptar las condiciones que nos exigen ni una forma agresiva como lo sería la manipulación. La asertividad lo que pretende es que mediante la empatía y el ponernos en el lugar del otro, podamos expresar qué queremos, cómo nos sentimos respecto a la actitud de la otra persona y qué nos gustaría que hiciera o que no hiciera para sentirnos mejor. Esto dicho así suena un poco enrevesado así que os voy a poner un ejemplo para verlo más claro.

Qué podemos hacer para que no nos manipulen psicológicamente

Una persona quiere que le prestemos dinero y para ello recurre a nuestra amistad intentando hacernos sentir culpables, ante eso y dado que no queremos prestarle el dinero tendríamos que mostrarle la situación desde nuestro punto de vista. En primer lugar deberíamos realizar una escucha activa de su petición, sin interrumpirle ni cortarle y entendiendo qué es lo que nos pide. Luego al responderle debemos usar un lenguaje verbal claro y conciso, darle razones (y no excusas), ser positivo, usar la primera persona y no justificarnos (todo ello con un lenguaje no verbal adecuado, que no sea agresivo ni inhibido).

Otras opciones que tenemos para dar una negativa es pedirle algo de tiempo para pensarlo de modo que no nos pille desprevenidos y podamos darle una respuesta negativa con nuestras razones meditadas. Podemos también pedir más información acerca de la petición que nos hace, lo que puede hacer que cambiemos de opinión o que encontremos razones que fundamenten nuestra decisión. Por último, podemos ayudar a la persona a buscar otras soluciones diferentes con las que no tengamos que hacer lo que nos pide. En cualquier caso, nunca debemos justificarnos porque decir no es un derecho que tenemos.

Cambiar nuestra forma de responder ante estas personas lleva algo de tiempo, más o menos dependiendo de cómo sea nuestra forma actual de reacción. Pero con un poco de trabajo, podemos aprender a controlar nuestra reacción y con un poco más de tiempo también podemos ser capaces de identificar a estas personas antes de que lleguen a un punto en que nos resulte complicado ser asertivos y evitar la manipulación y/o el conflicto.

Más adelante publicaré algún otro post sobre la asertividad y alguna pauta para empezar a trabajarla. Hasta entonces podéis dejar vuestros comentarios, o contactar conmigo si tenéis alguna duda o queréis resolver algún problema.

Publicado el

Descuento veraniego

descuento verano

Ya estamos en Agosto, un mes en que muchos os vais de vacaciones, pero también es un mes en el que hay que ir preparando la vuelta al cole y organizar todo para que cuando llegue Septiembre no nos pille desprevenidos. Sabiendo el esfuerzo que hay que hacer en este retorno a la rutina, queremos ofreceros un descuento en las 3 primeras sesiones a todos aquellos que reservéis cita en nuestro centro durante todo el mes de Agosto.

Para reservar la cita podéis hacerlo desde el Formulario de Contacto de la web, en el correo info@psicologiasmr.es o a través de nuestras redes sociales. En cualquier caso os aplicaremos el descuento sin importar el medio por el que pidáis la cita. Queremos facilitaros la vuelta al cole y queremos ayudaros a resolver todos esos problemas que os generan ansiedad o que no os permiten llevar vuestra vida diaria tal y como os gustaría. Así podréis empezar la rutina con más fuerza y sintiendoos mejor. Esperamos que nos contacteis y que tengais un buen mes de Agosto.

Publicado el

Jornadas GIPEC 2018

Hoy os quiero presentar las II Jornadas de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes – Intervención con Personal Interviniente en Emergencias que organiza el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC) de Navarra, del que formo parte. Las jornadas se celebrarán el 22 de Septiembre en Civican.

Este año el tema que hemos elegido es la intervención con intervinientes, creemos que es importante dar a conocer la importancia y destacar el valor del trabajo psicológico que se hace también con este tipo de personas. Al fin y al cabo, toda persona que se ve involucrada de una otra forma en una situación traumática recibe un impacto provocado por ésta.

En estas jornadas queremos invitar a todo tipo de personal interviniente: Policía, militares, psicólogos, médicos, enfermeros, bomberos, y todas las demás profesiones del ámbito sanitario y de emergencias que puedan verse implicados de alguna manera en estas situaciones. A continuación os dejo el enlace a la página del Colegio Oficial de Psicología de Navarra, donde podréis encontrar toda la información de la jornada y el link de inscripción gratuita.

¡Os esperamos!

II Jornadas GIPEC 2018: Información e inscripción gratuita

Publicado el

Estrenamos página web

Después del cierre de nuestro centro por San Fermín, volvemos y estrenamos web. Esta web es un nuevo comienzo para el centro, ya que desde ella vamos a ir activando una serie de servicios nuevos de los que no disponíamos en nuestra antigua web. Queremos ir mejorando siempre, y por ello aparte de la nueva imagen que presenta esta nueva página, hemos mejorado el apartado de ubicación y contacto incluyendo un mapa interactivo para que os resulte más cómodo y fácil encontrarnos, hemos incluido nuestro horario en nuestra página de inicio y también hemos añadido links a nuestras redes sociales para que podáis contactar con nosotros por diferentes vías.

Entre la novedades que vamos a incluir está la posibilidad de pago por paypal para la contratación de los servicios online, la realización de cursos online sobre diferentes temas y la posibilidad de solicitar cita a través de la propia página. Además, durante los meses de Julio y Agosto, a todos aquellos que soliciten cita en nuestro centro se les hará un descuento especial durante las 3 primeras sesiones. También, si quien acude nos recomienda a otra persona que solicita cita y acude (aunque no sea en Julio ni Agosto), se les aplicará a ambos el mismo descuento durante 2 sesiones adicionales.

Y como siempre, mantenemos nuestro blog, que volverá a estar activo. Esperamos vuestras consultas, sugerencias y peticiones, tanto para temas que queráis que tratemos en el blog como para la incorporación de nuevos servicios o la mejora de los que ya ofrecemos. Para cualquier duda, contactad con nosotros a través del Formulario de contacto o de nuestro correo electrónico info@psicologiasmr.es

¡Esperamos vuestros mensajes!

Publicado el

Cerrados por San Fermín

Ya quedan apenas unas horas para que empiece San Fermín, y como todos los años, nosotros cerramos durante las fiestas. Permaneceremos cerrados de 6 al 15 de Julio, y desde el día 16 volveremos a estar abiertos en nuestro horario habitual. Sin embargo, seguiremos disponibles a través del Formulario de contacto de nuestra web y del correo electrónico info@psicologiasmr.es, aunque quizá tardemos un poco más de lo habitual en responderos. Agradecemos vuestra paciencia de antemano.

Con el objetivo de mejorar estamos preparando una serie de novedades para cuando volvamos que ultimaremos durante estas fiestas. Tenemos muchas ganas de compartirlas con todos vosotros. Nos vemos a la vuelta de San Fermín, ¡disfrutad de las fiestas!

Publicado el

Felices Fiestas

La Navidad ya ha llegado y nos queda poco para comenzar un nuevo año. Por ello, queremos desearos unas Felices Fiestas, que paséis el tiempo con vuestros seres queridos y las disfrutéis; y que comencéis bien el nuevo año 2018, que esté lleno de éxitos y de proyectos que os llenen y os hagan felices.

Publicado el

Feliz Navidad

Ya estamos en Navidad, y queda poco para que acabe este año y comencemos el 2017. Por ello, queremos desearos una Feliz Navidad, que disfrutéis con la familia, los amigos, etc.; y un Próspero año Nuevo 2017, que esté lleno de éxitos y de proyectos que os satisfagan.

Publicado el

Nuestro nuevo canal de Youtube

Tal y como os anticipamos en un post el mes pasado, estrenamos un canal en YouTube. La idea de este canal es crea una vía más inteactiva con todos vosotros; también queremos acercaros la psicología y conocer cuáles son vuestras inquietudes, dudas y qué temas os interesan.

Como ya mencionábamos en el post del mes pasado, publicaremos un video al mes, en el que abordaremos diferentes temáticas, bien ampliando temas que hayamos tratado en post anteriores, nuevos temas, dudas que nos planteeis, etc.

A continuación, os dejamos el link a nuestro primer vídeo y la dirección de nuestro canal. Así que animáos a verlo y comentadnos qué os ha parecido o sobre qué os gustaría que hicieramos un vídeo.

Nuestro vídeo de presentación y nuestro canal.

Publicado el

¿Qué implicaciones emocionales conlleva la situación laboral actual?

Hoy queremos continuar con un tema relacionado con el post anterior. La semana pasada analizábamos cómo ha influido el situación laboral actual en el desarrollo de nuestras vidas. Hoy, queremos abordar cómo vivimos esta situación y cómo nos afecta en cuanto a nuestras emociones y sentimientos.

El hecho de que las ofertas de trabajo sean escasas, temporales y cuyos salarios son bajos nos genera una serie de emociones negativas. Dependiendo de la situación en la que nos encontremos podemos sentir frustración, impotencia, ansiedad, desánimo e incluso una tristeza profunda. Esta forma de sentirnos responde a cuál es nuestra situación concreta y cómo nos vemos a nosotros mismos al enfrentarnos a ella. Por ejemplo, si la situación es que nos rechazan sistemáticamente en las ofertas de empleo a las que nos presentamos, pero pensamos que tenemos las cualidades necesarias podemos sentir frustración e impotencia. Sin embargo, si llevamos mucho tiempo buscando empleo y, aunque nos citen para entrevistas, no terminan de contratarnos hagamos lo que hagamos (probando diferentes estrategias tanto al presentar el currículum como durante las entrevistas) podemos sentir tristeza. En este caso, probablemente los constantes rechazos nos afecten al autoestima, haciéndonos creer que quizá realmente no tengamos las cualidades necesarias para ninguno de esos trabajos y que quizás solo podamos optar a empleos que realmente no nos satisfagan al no pedirnos muchas habilidades.

Esta falta de empleo también afecta a quienes sí tienen un trabajo. Quizá haya gente que piense que aquellos que tienen trabajo no tienen derecho a quejarse. La cuestión es que muchas de esas personas no están desempeñando el trabajo que les gustaría, o en caso de hacerlo, no con las condiciones laborales que desean, pero ¿por qué no intentan mejorar su situación o cambiar de trabajo? Muchas de estas personas pueden pensar que no tienen derecho a quejarse precisamente porque tienen un trabajo y eso hace que no reconozcamos nuestros derechos. Las empresas tienen derecho a elegir qué tipo de personas o perfiles profesionales son los que quieren para trabajar con ellos, pero el contrapunto es que nosotros también tenemos derecho a decidir dónde queremos (o no) trabajar. Sin embargo, cuando nos ofrecen un puesto de trabajo muchas veces no nos paramos a valorar si las condiciones son adecuadas al puesto o si las obligaciones y derechos son los que deberían ser, aceptamos el puesto tal cual nos lo ofrecen. Es importante que recordemos que tenemos derecho a mejorar nuestra situación, tengamos o no un trabajo, si no tenemos un trabajo podemos buscar algo temporal y que nos sea más accesible, pero una vez logrado no debemos acomodarnos sino buscar algo con lo que nos sintamos realizados.

Por último, creo que es importante que nos valoremos, que valoremos nuestras capacidades, que valoremos nuestras habilidades y que seamos capaces de ver el potencial que tenemos. Es importante tener expectativas realistas, pero eso no significa que tengamos que resignarnos a las opciones más fáciles (y normalmente menos gratificantes), sino que debemos luchar por conseguir trabajar en lo que nos gusta. Trabajar en algo que nos gusta y que tiene un significado para nosotros no sólo nos beneficia a nosotros, porque el sentirnos bien con lo que hacemos se refleja en nuestro trabajo y se transmite a quienes nos rodean. Así que cómo reflexión final, evaluad vuestras capacidades y habilidades, contrastadlas con vuestras expectativas, y si éstas son realistas, buscad el camino para alcanzar esas metas.

Publicado el

¿Cómo afecta la escasez de empleo a los jóvenes?

En los últimos años la crisis ha provocado una serie de cambios en la sociedad, el poder adquisitivo de la mayoría de las personas se ha visto reducido e incluso muchas de ellas han perdido sus empleos. Comprar una casa o cambiar un coche antiguo, se ha vuelto muy complicado y para la mayoría es casi imposible. La generación anterior tuvo que esforzarse mucho para lograr lo que consiguió y aun así parte de ellos lo ha perdido y la mayoría de los demás observan frustrados cómo todo su esfuerzo en que sus hijos tengan una buena educación, en proporcionarles un hogar adecuado y en usar todos los medios al alcance para que sus hijos logren el éxito han sido borrados de un plumazo.

La generación actual son personas con una buena formación académica y que se encuentran en una situación de desempleo o de trabajo precario. La mayor parte de ellos, para poder ejercer la profesión que han estudiado gracias al esfuerzo de sus padres, tienen que hacerlo como autónomos, lo que implica una inversión de dinero importante que muchos no pueden afrontar. Es una situación muy frustrante tanto para los jóvenes que buscan ganarse la vida con lo que les gusta y para lo que se han preparado como para sus padres, que ha procurado que lo consiguieran.

El panorama laboral, además está afectando a otros aspectos. En primer lugar, los hijos viven más años en casa de los padres, al no poder mantenerse de forma independiente. En la generación anterior la mayor parte de la gente se casaba alrededor de los 20 años y se iban a vivir por su cuenta; sin embargo, en este momento los jóvenes en muchas ocasiones retrasan 10 años o más esta salida del hogar, incluso el número de bodas se ha reducido por el gasto que supone. Todo esto afecta también al tener hijos, ya que si no puedes mantenerte de forma independiente o en caso de que puedas no puedes pagar los gastos puntuales que supone una boda, ¿cómo vas a poder pagar los gastos que supone un hijo? ¿cómo vas a poder mantenerlo hasta que cumpla 30 años? Por otro lado y con respecto a los hijos, los padres de estos jóvenes en muchas ocasiones quieren convertirse ya en abuelos, porque una gran parte de ellos tuvieron a sus propios hijos con unos 25 años y actualmente rondan los 50 por lo que sienten que ya es el momento. En estos casos, pueden presionar a sus hijos a este respecto, lo que provoca frustración en ambas partes debido a la imposibilidad de cumplirlo.

En cualquier caso es la situación que nos ha tocado vivir, y la mejor manera de afrontarla es buscando los aspectos positivos y poniendo empeño en conseguir lo que queremos. Es difícil no desanimarse cuando te rechazan en unas cuantas ofertas de empleo, pero no hay que tirar la toalla. Si has estudiado fotografía, peluquería, informática o cualquier otro nivel de estudios que tengas, no te rindas y persigue ese puesto de trabajo en el que te vas a sentir bien, valorado y que sientas que es donde debes estar. Es importante para nuestra salud tanto física como mental que nos sintamos satisfechos con lo que hacemos.